Mamá por primera vez

Una falta, un test de embarazo y un cuerpo que comienza a transformarse… Todas las que habéis sido mamás o las que lo seréis, habéis experimentado estos maravillosos momentos en los que una vida crece dentro de ti. Sea cual sea tu situación: madre soltera, en pareja, dos mamás… estoy firmemente, convencida de que nuestra intuición nos será de gran ayuda para educar y cuidar a nuestros futuros hijos de la mejor manera. No obstante, en esta primera etapa en la que la mujer lleva en su interior una nueva vida que crece día a día, muchos son los cambios y emociones que experimentamos.

Probablemente, muchas de vosotras os podréis ver reflejadas en lo que a continuación explicaré y, las que estáis en este precioso proceso, os puede ser de utilidad para afrontar esta nueva y maravillosa etapa. En mi caso, descubrí que estaba embarazada debido a una falta en el periodo y a un continuo proceso de cambios en mi cuerpo que se iban produciendo a lo largo de los días, así que compré una prueba de embarazo y corriendo e ilusionadísima me encerré en el lavabo para poder después darle la sorpresa a mi pareja…. El resultado: positivo. Recuerdo que me invadió una sensación de alegría inmensa ( aunque algo en mi me decía desde hacia días que estaba embarazada) y, a la misma vez, de nerviosismo. Quise asegurarme de que el test no había fallado, por lo que decidí ir a mi ginecólogo. Una vez allí, me lo confirmaron: “Felicidades. Estás embarazada”. Escuchar su latido fue una de las cosas mas emocionantes de mi vida, es algo que no se olvida nunca.

Recuerdo no parar de tocarme la barriga y de buscar información por todas partes, debo reconocer que también me invadían miles de dudas y preocupaciones. Me planteaba si tendría un buen parto, si sería buena madre… preguntas que nacen del miedo a lo desconocido, a no saber qué es y qué vas a vivir. No obstante, pese a la montaña rusa de emociones en la que me vi inmersa, hice un gran esfuerzo por centrarme en vivir el presente y disfrutar cada momento. Los siguientes meses, fueron todavía más emocionantes. Estaba muy preocupada porque todo estuviera preparado para recibir a mi niña. Me ocupé de las cosas esenciales y las no tan esenciales: cochecito, cuna, pañales… pero, ¿qué le pongo en el hospital? familiares y amigos me regalaron ropita para ella, y me dieron una lista en el ginecólogo para tener preparada la maleta el día del parto. Al comprar los conjuntos de primera puesta para mi hija, me di cuenta de la importancia y la tranquilidad de tener la etapa hospitalaria controlada, por si el parto de adelantaba. De ahí nació esta idea, pensada para hacerle todo más fácil a las futuras mamás, y ahorrarles esa preocupación.

En KitdeKids.com hemos preparado el regalo perfecto para cualquier futura mamá. Un Kit de 5 conjuntos de primera puesta para los primeros días del bebé, una muselina, gorrito, manoplas y patucos, disponible en 3 colores diferentes. Porque sabemos lo importante que es ese momento y queremos contribuir a que lo disfrutes de la mejor manera. Permítete sentirte nerviosa, permítete ser feliz y vive el momento. Todo va a estar bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *