Como cuidar a tu bebé en otoño.

Las temperaturas ya han bajado considerablemente y las noches más fresquitas son cada vez más frecuentes. A la hora de cuidar a tu bebé en otoño, tendremos que estar al tanto un poco más de su temperatura para evitar resfriados o infecciones respiratorias.

Para saber cuál es su temperatura corporal, los mejores puntos son la nuca, la frente y el cuello. Por lo tanto, bastará con tocarle en esas zonas y si están calientes, sudadas o fresquitas, deberemos actuar en consecuencia.

  • La temperatura ambiente del lugar donde esté el bebé debería rondar los 20-25 grados para niños recién nacidos, sobre todo si son prematuros. También es importante que la habitación donde duerma el peque esté bien ventilada, mientras él esté en otro ambiente.
  • En cuanto al tipo de prendas del bebé, siempre es recomendable que tengan contacto directo con una prenda de algodón, como nuestros conjuntos de primera puesta de algodón 100% hipoalergénico. Así evitaremos posibles sarpullidos y dejaremos a la piel respirar bien todo el tiempo.
  • Se recomienda no ponerle más cantidad de prendas que las que llevaría un adulto, como mucho una más. En este cálculo se incluye la mantita con la que suele ir cubierto el bebé.
  • Evita que los cambios de temperatura sean muy bruscos: son los principales enemigos de la salud del bebé, mucho más que el frío en sí.
  • Ah! no te olvides nunca de hidratar la piel de tu bebé, hasta dos veces al día o según instrucciones indicadas en cada producto.

Y para todas aquellas embarazadas que estén preparando su primera puesta para este otoño, recordad que en un solo clic podéis tener toda la ropa de primera puesta para el hospital preparada con la máxima calidad y confianza de la mano de Kitdekids. En nuestra web encontrarás nuestros kits de primera puesta a un precio irresistible, y además los tienes en 3 colores a elegir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *