Los sacos de dormir para el bebé.

Los bebés recién nacidos suelen moverse poco mientras duermen pero a partir de los cuatro o cinco meses empiezan a hacer más movimientos en su cuna. Una de las cosas que podemos hacer para mejorar su descanso es probar los sacos de dormir para bebés y desde Kitdekids queremos darte algunos consejos para elegir el saco de dormir más adecuado.

Dormir con el saco ayuda a los bebés a no moverse demasiado y les impide taparse o destaparse a lo largo de la noche. Además, son ideales para mantener la temperatura corporal y que no pasen frío.


¿Cómo deberían ser los sacos de dormir para bebés ideales?

No nos tenemos que dejar llevar por el miedo a que pasen frío: el grosor del saco puede ser excesivo a veces y no dejarles transpirar, eso provocará que suden y se resfríen por estar más mojados.


¿Con o sin mangas?

Depende del bebé pero suele ser más cómodo para ellos que sea sin mangas. Tienen más movilidad y la temperatura corporal se mantiene más estable, por lo que se despiertan menos. Es mejor ponerle ropa debajo que lleve manga larga en invierno y usar un saco que no tenga mangas. Así podremos adaptarlo fácilmente a cada época del año.

¿Son seguros?

Sí, la mayoría de los pediatras recomiendan los sacos de dormir para bebés ya que el bebé queda envuelto cómodamente y se siente más seguro que estando sólo con sábanas y mantas en la cuna. Además evitamos que pueda taparse la cabecita con ellas o que se cubra por completo durante la noche. Es muy útil en los casos en que el bebé se mueva mucho.

Recuerda que en kitdekids te ayudamos a darle la bienvenida a tu bebé y a tener todo preparado para su primera puesta. Toda nuestra ropa de bebé es de algodón 100% hipoalergénico, fabricada y diseñada en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *